lunes, 20 de octubre de 2014

#LosPuntajes, por Agustín Macri

Huracán nuevamente repitió la misma bipolaridad de encuentros anteriores, y no pudo superar a Sarmiento de Junín. Apático 2 a 2 para un conjunto que con el correr de las fechas va sumando problemas y necesita volver a la victoria con carácter de urgencia.  Mismos errores, similares acontecimientos que ya no son vicisitudes, y que definitivamente dejaron en claro para qué está este Huracán.

En la primera mitad, el conjunto dirigido por Kudelka arrancó con las ganas y la voracidad de siempre, la cual se fue perdiendo con el correr de los minutos, hasta transfigurarse en la misma versión apática que permite que los rivales inflen el pecho, y avancen en el campo de juego.

El globo realizó una correcta primera parte, en la que buscó el partido con sus mejores armas; pero luego, en el segundo tiempo, se retrasó de forma desordenada, digna de un equipo sin sustento táctico para saber dónde posicionarse a la hora de retroceder. Estos errores se venían exponiendo desde el comienzo del segundo tiempo, y no era necesario recurrir a la brujería para afirmar que Huracán estaba mal parado, y si bien defendía con sus once jugadores, dejaba huecos insólitos, en algunos casos producto de “achiques” mal ejecutados y en otros, simplemente por el hecho de que no podía hacerse de la pelota  –en parte por la salida de Toranzo –.

Es injusto no atribuirle algo de responsabilidad al DT, que no logra interpretar los partidos adecuadamente, y realiza cambios un tanto extraños. A pesar de que el rendimiento de Toranzo fue paupérrimo, no se entiende por qué Kudelka excluye al único jugador que puede asegurar que la pelota esté en nuestros pies al menos unos minutos. Un técnico con la experiencia Frank, debería saber que si el equipo comienza a mostrar fallas tácticas, debe hacerse de la pelota, no agrupar gente en defensa.

Tampoco es entendible que la defensa sea impenetrable  en los partidos por Copa Argentina, y endeble en este tipo de encuentros. Por eso no hay que dejar de lado el factor actitud, ya que si se comparan los encuentros entre una competición y otra, las diferencias saltan a la vista.

En fin, este equipo de Huracán tiene una enorme facilidad para quitarle el aliento a sus hinchas –lamentablemente no a los rivales- y para sumirnos en una desesperación subyugante, pues ya nadie tiene la capacidad para distinguir si esto se produjo por desgaste, por el cambio de algunas piezas, por déficits tácticos, o si se debe a un problema extrafutbolístico.

Con el apoyo de @mftattoo, y esta vez con muchísimo dolor, los puntajes del empate ante Sarmiento de Junín:

Díaz: 5  – En ninguno de los dos tantos de Sarmiento le podemos atribuir responsabilidad alguna: en el primero, quedó mano a mano frente a Cuevas, quien definió con categoría; mientras que en el segundo, Scatolaro tuvo todas las facilidades posibles para hacerse con la posición, y definir a contrapierna del gran arquero que tenemos. En su encuentro de hoy, no tuvo participaciones destacadas, ya que Sarmiento no inquietó demasiado. Los hinchas sabemos quiénes están comprometidos con el club, y quienes saltarán cuando se hunda este barco, que luce bastante dañado; y estamos convencidos de que Marcos es un bastión fundamental para nuestro equipo. Más que merecida la ovasión que recibió cuando quedó de cara a la Bonavena.
----------
Mandarino: 4 – En sintonía con el equipo, realizó una buena primera parte en la que mordió y luchó incansablemente, permitiendo que el globo no pase grandes sobresaltos por esa banda. Luego, en la segunda mitad, su sector se vio mucho más comprometido y no pudo sostener el nivel de la primera parte, concluyendo una tarde imprecisa al permitir que Casierra desborde con mucha facilidad, y envié el centro que le daría el empate a Sarmiento.
Mancinelli: 4 – Laxo encuentro del pelado, que pifió en el primer gol del conjunto juninense, y en el segundo, quedó mal ubicado y compartió responsabilidades con el resto de la defensa, al no adelantar al equipo para que los laterales o volantes del rival queden inhabilitados. A esta altura del campeonato, sorprende y mucho la irregularidad de un defensor con su experiencia.
Erramuspe: 5 – Errores y aciertos en igual medida. Eso es lo que muestra el ex Lanús, que no respondió de la mejor manera en ninguno de los dos tantos del rival, pero que marcó la victoria parcial. Está claro que, si bien es discontinuo, es el mejor central que tenemos.
Arano: 4 – Otra vez, flojo encuentro de Chiche, que fue uno de los puntos bajos del equipo. Cometió errores infantiles, no logró clausurar su sector y tuvo algunos inconvenientes cuando se hizo del balón. Se entiende el por qué de las críticas de los hinchas, que lo reprochan ante sus bajos rendimientos. No sorprende que en ambos goles haya tenido parte de la responsabilidad.
----------
Vilarruel: 6 – La figura del globo. Ya es una constante que el pibe realice un esfuerzo desmesurado por cubrir todas las falencias de VIsmara, y sorprende su regularidad. No es vistoso, ni se destaca de la misma forma que Martínez o Espinoza, pero desempeña un rol vital y lo hace con mucha regularidad, distribuyendo –todas las pelotas pasan por sus pies– y presionando en todos los sectores de la cancha. Necesita un socio que lo acompañe en esta tarea.
Vismara: 4 – Hace rato que ya se le agotó el crédito, y a esta altura la titularidad es un premio totalmente inmerecido. Se ubica en sectores en donde termina siendo poco productivo, no acompaña a Villarruel en la distribución del juego, y “se borra” completamente cuando debe retroceder y recuperar el balón. Insisto en que su rendimiento desde que desembarcó en Huracán es pésimo, y esto se debe, en gran parte, a una actitud cansina y desganada.
Toranzo: 4 – Otro rendimiento pobre, sin matices y con errores que se hicieron costumbre. Su incidencia en el juego fue escasa, y jamás se hizo protagonista de la distribución. Apenas aportó algo colaboración en la circulación del balón, y ejecutó el córner que terminaría en gol de Huracán. Cuando salió, el equipo sintió su ausencia;  ya que, a pesar de que muchas veces se desconecta, garantiza que la pelota esté en nuestros pies. A esta altura del campeonato, y con las urgencias que vivimos, preocupa su apatía.
----------
Espinoza: 5 – En el primer tiempo, se destacó por su sacrificio y por la presión que ejerció sobre la banda derecha. Sin demasiados socios, se las ingenió para ser incisivo, y no perder peso en la ofensiva. Luego, en la segunda mitad, debió retroceder y se terminó desvaneciendo, sin poder conectarse con el balón.
Ábila: 3 – Se cansó de perder en el duelo mano a mano frente a los centrales de Sarmiento, que le ganaron la posición en todas las oportunidades. Wanchope jamás influye demasiado en el juego, pero hoy tampoco pudo convertir –es cierto que no tuvo demasiadas oportunidades para hacerlo–. Se viene un tramo difícil, y Huracán necesita que sus once jugadores se sacrifiquen durante los 90 minutos, y hoy Wanchope desaprobó esa materia.
Martinez: 5 – Buen primer tiempo, en el que repitió la fórmula de los encuentros anteriores, y se valió de su “explosión” para aparecer ante una pifia del rival, y marcar el 1 a 0. En la segunda parte se desconectó del juego, y terminó pagando el retroceso de sus compañeros. Se lo necesita a este nivel.

Llegaban a la manga. El aliento ensordecedor de la gente hacía más fantástico aquel discurso de su capitán, que dejaba perplejo al resto de los integrantes de aquel grupo.
El partido por Copa Argentina estaba por comenzar, y su líder vociferaba: “¡dale que ganamos, vamos, vamos, vamos!” …

“Ante quien corresponda”
Decíase de un grupo de personas
incendiadas por aquel Dios,
nacido entre el más puro oro
en rebaños de arena dorada,
reíanse, insolentes, de las más puras almas, pues eran
obsoletos, concupiscentes e indignos de llevar aquellos estandartes

Ilusión dibujada entre papeles
Firma, nombre y monto
Sangre, sudor y lágrimas
Firme aquí, aquí y aquí
Pasión, amor e incondicionalidad
Aclare aquí, deposíteme aquí y recibirá allí


No puedo despedirme sin antes aborrecer a quienes propician el uso de la violencia frente a quienes no responden como uno quisiera. Lamentablemente, no todos tienen grandes valores, y han olvidado la moral en algún lugar muy lejano; pero por suerte para Huracán, no son todos. Confiamos en éstos últimos.

domingo, 19 de octubre de 2014

#FormosaEsQuemera












Debido a la gran cantidad de formoseños que alentaron por nuestro equipo, y demostraron que el amor no sabe de distancias, la subcomisión de RR.PP e Institucionales preparó una movida para vestir a la provincia de Formosa con nuestros colores. Para ello, se entregarán camisetas a los niños y a habitantes que tengan un lugar en su corazón para alojar un globo.

Esta campaña se realizará en la cercanía de la fecha en la que Huracán dispute su partido por la semifinal de la Copa Argentina(el día 13 de noviembre).

#FormosaEsQuemera, así que es esencial que se le preste atención a esa provincia, y a los quemeros de todo el país, ya que Huracán es muchísimo más que Parque Patricios.

Quienes quieren colaborar con esta campaña, pueden escribir a:
rrpp@cahuracan.com

viernes, 17 de octubre de 2014

#LaPilchaDeHuracán


La próxima semana, en Globomanía y los locales de Dexter, saldrá a la venta las nuevas camisetas y ropa de Huracán. 















jueves, 9 de octubre de 2014

Con la ayuda de un santo... #LosPuntajes, por Agustín Macri

Un reconocimiento al hincha, y un merecido empujoncito: esta es la primera conclusión que saco del partido, que mostró muchas irregularidades, pero que tuvo una carga emotiva inmensa que alcanzó para opacar todo tipo de análisis futbolístico. Huracán, de la mano de Marcos Díaz –hoy convertido en uno de los mejores arqueros del fútbol argentino–, obtuvo una victoria que lo deja a un paso de obtener la clasificación a la Libertadores 2015, y también muy cerca de obtener un título luego de 41 años.

El globo no sólo obtuvo una victoria y premios por la misma, también materializó una oportunidad inmejorable para posicionarse en las instancias finales de un torneo, obteniendo nuevamente el merecido –y un tanto postergado– reconocimiento de los grandes medios de comunicación. Además, sumó muchos adeptos en Formosa, lo cual deberá ser aprovechado por los dirigentes para realizar una campaña que atraiga nuevas socios –una gran deuda pendiente de Huracán, que sólo tiene 10.000 socios, cantidad que no le permite ser autosustentable y por ende debe depender de bolsillos ajenos–.

Analizando estas variables, creo que Huracán dio un paso más hacia la vuelta a las raíces. ¿A qué me refiero con esto? Pues, hago referencia a que el globo otra vez –después de cinco años– protagonizará una Copa, lo que conlleva una gran oportunidad de crecer, y permite desarrollar nuestro enorme potencial, ya que a partir de esto podemos comenzar a ganar terreno nuevamente, y para ello debemos trabajar todos los aspectos necesarios para volver a construir un equipo grande y despertar a un gigante que no está dormido, pero si bastante alelado.

Huracán no debe crearse fronteras, y debe pensar en grande, tomando conciencia de que somos mucho más que Parque Patricios, y mediante este tipo de victorias con repercusiones masivas, podemos comenzar a crear las bases para realizar una campaña que reclute socios en todas las provincias para, de esta manera, colmar el país de quemeros. El primer paso para lograr todos nuestros objetivos es ponerse mayores metas, pues quien no tiene sueños –he escuchado hinchas que se conforman con ver a Huracán realizando campañas dignas en primera, dejando de lado esta oportunidad en Copa Argentina– obtendrá resultados sencillos; mientras que los soñadores y optimistas tendrán todo lo necesario para ver cómo crecen sus frutos. Desde mi humilde opinión como hincha de Huracán, te propongo que sueñes, pues el primer paso para autolimitarte es quitarte los anhelos de encima; y es por eso que creo necesario que, aprovechando las victorias en San Juan y Formosa, se reflote aquella idea de captar socios no sólo en otras provincias, sino también en otros países, mediante la unificación de todos los Huracanes del mundo. 

Para despedirme, les sugiero que jamás escuchen a quienes quieren desprestigiar a este club, pues es enorme, y estoy convencido que el día que tomemos conciencia de nuestro potencial, nos sorprenderemos al ver todo lo grande que somos y en lo enorme en que podemos llegar a convertirnos.

Con el apoyo de @mftattto, los puntajes de la victoria ante Estudiantes:
Díaz: 10 – ¿Cómo puntuarte, Marcos? Si adjudicarte un número sería humillar a mis sentimientos, que poco saben de números, y que cada vez se inclinan más ante tu enorme valentía. En este gigante, veo personificado a los grandes ídolos, pues tiene un temperamento que le permite juntar fuerzas en los momentos difíciles y, desafiando a la biología, ganar varios centímetros más cuando fuese necesario. Poco a poco se va transformando en una figura más mitológica que humana y eso para Huracán es más que positivo, pues tiene el líder del que hace tiempo carece. “Con Marcos voy a la guerra”, ninguna frase más acertada que aquella. El uno sorprende a propios y ajenos, y poco a poco va enamorando a los quemeros, que ya piensan tallar su estatua. Permítanme decirles –con las disculpas del caso– que quien no se emociona al pensar en el recibimiento a Marcos del domingo 19/10 –fecha en la que Huracán vuelve a ser local–, no tiene sentimientos.
-----------------
Mandarino: 5 – Completó un correcto partido en defensa, limitando al habilidoso Correa e intentando clausurar la banda derecha con buenos resultados. En el primer tiempo perdió la posición con el pibe que está en la mira de varios equipos europeos, que no pudo definir bien. Salvo los primeros 30 minutos en los que el globo se adueñó del partido, no tuvo incidencia en el área rival, y retrocedió ya que Estudaintes iba ganando metros y el encuentro necesitaba que los laterales estén absolutamente comprometidos en la marca.
Mancinelli: 7 – Gran partido del pelado, que recuperó la solidez que tanto necesitábamos, y anuló completamente al peligroso Vera. Ayer, después de varios partidos, la cueva estuvo bien cubierta y tanto Mancinelli como Erramuspe demostraron que se complementan bien, y que son los dos mejores centrales que tiene Huracán. Se los necesita en este nivel para afrontar el torneo de transición, por eso es bueno que hayan dado un indicio de que pueden dar mucho más.
Erramuspe: 7 – Junto con Mancinelli, trabajaron con sacrificio e intensidad para cerrar todo atisbo de ataque. El ex Lanús se destacó, y fue una de las figuras del equipo, ya que cuando tuvo que intervenir lo hizo con firmeza y decisión, ofreciendo seguridad en una instancia complicada, y ante un rival que tenía recursos para traernos problemas.
Arano: 3 – El hecho de haber marcado el penal decisivo –que implica una gran presión– no alcanzó para salvar lo que fue una muy mala noche de Chiche, que se cansó de darle la espalda a Auzqui, y que además fue el mayor responsable de que Cerruti haya marcado. Otra muestra de que debe darle su lugar a Sotelo. Si Wanchope no hubiese marcado, estaríamos señalando los errores de Arano con más severidad. Que el árbol no tape el bosque.
-----------------
Villarruel: 5 – Regular encuentro, con mucho desgaste y algunos matices. Su tarea fue casi exclusivamente de pressing y ahogo a los rivales, y lo hizo con mucho éxito aunque luego sintió el cansancio lógico. El pibe trabaja silenciosamente, ya que presiona y a la vez es el encargado de iniciar las acciones ofensivas. No se destacó, está claro, pero a pesar de todo hizo un partido correcto y fue más que funcional a un equipo que tenía la imperiosa necesidad de que el rival no encuentre espacios para ingresar al área.
Vismara: 3 – Otro flojo partido y van…. El ex Instituto no encuentra posiciones fijas, o al menos se ubica en lugares de la cancha que no terminan siendo acordes a lo que el equipo requiere, y esto deja espacios que nos terminan comprometiendo, obligando a Villarruel a cubrir gran parte del terreno. Además, no es del todo preciso, lo que lo lleva a perder balones y a generar contrataques rivales. Preocupa que estos errores se repitan, y sean una constante en él.  
Toranzo: 3 – Estuvo casi ausente. El Pato no encontró la pelota, ni espacios para desarrollar su mejor juego, cayendo en una sintonía distinta a lo que pedía el partido, que era puro sacrificio e intensidad, y en donde los espacios y la creatividad no abundaban. Al igual que Vismara, tropezó con la misma piedra, y demostró que cuando el partido es vertiginoso y luchado, se desconecta del equipo. Su exclusión del once titular en el último encuentro por el torneo de transición estuvo más que justificada.
-----------------
Espinoza: 4 – Tuvo una buena primera parte, en la que desbordó a Aguirregaray en varias ocasiones, y fue una carta peligrosa en nuestra ofensiva. Luego, retrocedió a la par de sus compañeros, y ya exhausto, perdió todo tipo de profundidad, demostrando que cuando se aleja del área pierde la capacidad de generar peligro.
Ábila: 6 – Podrá errar goles, quedar siempre en offside, o hasta regalarnos algún blooper; pero Wanchope la mete y da la sensación de que siempre tendrá una ocasión para marcar y eso es fundamental en un delantero de área. Con cuatro goles en cinco encuentros como titular, volvió a demostrar que es el mejor delantero de área que tenemos. Además, es para destacar que se convirtió en el goleador histórico de la Copa Argentina con siete tantos.
Martínez: 7 – Realizó un partido muy completo, generando peligro en todo momento, y con un primer tiempo sensacional. Luego, a pesar de que el globo retrocedió en el campo, se la rebuscó para no perder su dinámica y su velocidad, y fue fundamental para que Wanchope anote el empate del globo. Desde el encuentro ante Banfield viene ratificando su nivel, y con estas actuaciones se entiende por qué se ganó la admiración del pueblo futbolero. 

Gritos…
Lágrimas…
Un pueblo se ha levantado
desde las cenizas

El fuego ha vuelto a dibujar las flores
en un paisaje gris

Con tus manos trazas
un abanico
que se convierte en resplandor
y una multitud enardecida
imita tus llantos conectándose a ti
y realmente ya no sabes si la alegría está en el aire
o si tu cuerpo ya no es un cuerpo
y es parte de un conjunto de almas que ya son una sola
y que se transfiguran en una misma voz
que sólo repite: "Huracán, Huracán, Huracán"

Agustín Macri 
@Agustin_Macri

#MarcosDios 1-Estudiantes 1: ¡Huracán es semifinalista!

En el primer tiempo no tuvo mucho laburo, sólo sufrimos al final un desborde por izquierda que por suerte malogró Correa, el bueno de ellos. Nos fuimos preocupados al descanso por su lesión que viene arrastrando hace varios días. En el complemento, salió a jugar como si nada hubiese pasado pero eso sí: el tipo decidió no sacar del arco para no seguir jodiendo la zona afectada. Se lució con un disparo a quemaropa que sólo vio él con una matonazo impresionante a una pelota que venía con mucha potencia. No pudo hacer nada en el gol de Estudiantes y se persignó cuando Ábila marcaba el empate rápidamente tras la buena jugada de Martínez. 



Luego de algunos embates del Pincha, Díaz decidió tirarse y hacer un poco de tiempo. Necesitaban aire sus compañeros y el un poco de atención. Le dolía casi todo. 
Faltando un minuto para terminar el partido y pasar a los penales, Martínez asistió fenómeno a uno de Estudiantes que quedó cara a cara con Díaz, pero el arquero tiene más piernas que Usain Bolt y ya estaba encima del delantero Pincha cuando intentó definir. Sí, a sesenta segundos del desenlace, Díaz se lució y por él fuimos a los 12 pasos. 
En los dos primeros, ni siquiera, adivinó la punta. Como un idiota me pregunté: "¿Será que no los ataja porqué está muy lesionado?". Para colmo, la serie la teníamos abajo porque Mandarino fallaba su penal. 

Pero Marcos se decidió, otra vez, a cambiar por un rato su apellido de Díaz a Dios. Quedaban tres disparos y atajó los tres. Necesitaba la ayuda de sus compañeros. Ábila no pudo pero Erramuspe y Arano, quién tuvo la responsabilidad de petear el definitorio, la metieron para alegría de todos nosotros.

Éste es un pequeño repaso de la noche que tuvo el gran arquero que tiene Huracán. Un arquero que me cuesta encontrar en el fútbol argentino. Es rápido, lee las jugadas, es seguro en los centros y ataja penales hasta sentado en una silla.

Éste es un pequeño homenaje a nuestro Marcos Díaz. Nuestro arquero. Que es una maravilla.




Juan Manuel Penalba
@JuanchoPenalba

Quiero destacar el trabajo de Martínez que enloqueció a media ciudad de La Plata y el buen laburo de los dos centrales. Huracán tuvo mucho compromiso y se ganó el pase a semis y 700 mil pesos. Merecido descanso tendrá el Globo éste fin de semana para recargar muchas pilascon el fin de realizar una muy buena segunda rueda para alcanzar el ascenso. Se vienen dos meses VITALES para la historia de Huracán. Tenemos que estar todos juntos y hacernos socios. Más que nunca, #SePuedeGlobo.

martes, 7 de octubre de 2014

#LaPrevia del encuentro ante Estudiantes

Huracán, de presente irregular en el torneo de transición, buscará las semifinales de la Copa Argentina, lo que lo dejaría a un paso de obtener la clasificación a la Copa Libertadores. El globo, llegando a la final, puede clasificar a dicha copa internacional. Para ello, deberá esperar que River también acceda a esa misma instancia; de no darse esto, Huracán clasificará sólo si obtiene el título(necesita ganar tres encuentro más).

Los siguientes 22 jugadores están en Formosa, preparados para buscar las semifinales.
Díaz; Mandarino, Zaragoza, Mancinelli, Erramuspe, Domínguez, Arano, Sotelo; Villarruel, Vismara, Sosa, Romero, Toranzo, Moreno; Martínez, Espinoza, Torassa, Ábila, Milla y D´alía.

Por su parte, el pincha tendrá en cancha a los siguientes once:
Navarro; Jara, Shunke, Desábato, Aguirregaray; Auzqui, Damonte, Martínez, Correa; Vera y Cerruti.

Los últimos cuatro encuentros fueron para el pincha, quien domina el historial entre ambos equipos, con una diferencia de veinte partidos.

domingo, 5 de octubre de 2014

#LosPuntajes, por Agustín Macri

Con el apoyo de @mftattoo, los puntajes de la victoria parcial(aún no concretada, ya que faltan 15 minutos de juego) del globo:

Díaz: 5 – A diferencia de otros encuentros, no tuvo intervenciones decisivas. Igualmente, siempre estuvo atento para cortar centros y para contener los remates de media distancia de los que Temperley tanto abusaba.
------------
Mandarino: 5 – Su tarea no fue del todo completa, ya que participó activamente en el campo de juego rival, pero muchas veces quedó mal ubicado para retroceder, comprometiendo al equipo. El rol de un lateral consta de subidas y retrocesos, y el ex Quilmes no siempre se reincorpora a su posición con éxito. A seguir trabajando.
Mancinelli: 5 – Hoy se reivindicó, y cumplió su tarea con mucha regularidad. No tuvo grandes errores, y cubrió bien la espalda de Mandarino.
Erramuspe: 6 – El más sólido de una defensa que hoy trabajó bien, y no permitió que Temperley se adueñe de los espacios. Atento para los relevos y coberturas, y muy firme cuando salió a cortar hasta la mitad de cancha. Buen partido.
Sotelo: 5 – Casi no se aventuró al ataque, y tuvo algunos inconvenientes para cubrir los desbordes de Dinenno. Regular encuentro, sin clausurar la banda a la perfección, y sin sumarse con regularidad al ataque. Su desempeño deberá ser mucho mejor para que podamos afirmar que es más que Arano.
------------
Villarruel: 6 – Su labor hoy se circunscribió a la recuperación, ya que el terreno de juego no permitía distribuir el balón con claridad y se prestaba a imprecisiones. En la primera mitad abusó de pases largos sin destino, formando parte de una serie de errores lógicos en un terreno que no permitía que se juegue al ras del piso. Luego, en la segunda mitad se posicionó bien y cortó los avances del celeste.
Vismara: 5 – Junto con Gallegos, se repartieron el mediocampo, y se complementaron bien para recuperar el balón; sin embargo, debido al pésimo estado del terreno de juego, estuvo impreciso en la creación y por momentos se lo vio perdido en el campo.
Gallegos: 5 – Al igual que Vismara, tuvo una función más sacrificada e intensa, dejando de lado la precisión y la creatividad. Por el estado del campo de juego, casi no participó en la generación de juego, y su trabajo para el equipo pasó por intentar cortar todo intento de avance del rival.
------------
Espinoza: 7 – Coraje, esfuerzo e intensidad para el pibe, que se la rebuscó para ser incisivo, y dejando de lado sus virtudes naturales, apeló a un dinamismo distinto, es decir, a un trabajo más ligado a la marca y al sacrificio para recorrer toda la banda derecha. En el primer gol de Huracán, este ahínco le permitió hacerse de la posición, y asistir a Martínez, quien le daría el primer gol al globo.
Ábila: 6 – Si bien no tuvo mucha conexión con el balón, y quedó en posición prohibida en repetidas ocasiones, pudo convertir y eso en este Huracán es para destacar. Está claro que no es un dotado, y que muchas veces se desconecta del partido, pero los números reflejan que es el mejor delantero de área que tenemos –cosa que Kudelka aún no logró ver–.Wanchope fue titular en cuatro encuentros y marcó tres goles; mientras que Milla anotó dos en siete como titular, y Borghello no convirtió en los tres encuentros en los que estuvo entre los once.
Martínez: 7 – Nuevamente, volvió a marcar y fue la figura del globo. Desde el encuentro ante Banfield, el Pity viene manteniendo una buena regularidad que le permite explotar cada una de sus capacidades, y ser el más activo y eficaz del globo. Sabemos todo lo que puede rendir, por eso le pedimos mucho más. Este es el camino a seguir, Pity.
------------------------
Toranzo: 5 – Entró para que el globo sea adueñe del balón, y en la única acción en la que intervino asistió a Wanchope, quien marcó el segundo tanto de Huracán. 
Sosa: – 


Explotas,
Pues el mar invadía tu orilla
y ya no había arena que frene
esa explosión cósmica
que hacía estallar tu alma
y te sumía en un agujero negro
del cual no podías escapar

El sosiego del otoño parece llegar…
allí está….
Quizás aún no lo percibes
quizás tu alma intenta ejercer una fuerza celestial
para que esas hojas caigan
pero aún no…
Te das vuelta,
ya resignado


Y una hoja comienza a desprenderse….